Nueva subida del dólar impulsa alza de precios en mercados municipales
Nueva subida del dólar impulsa alza de precios en mercados municipales

Alimentos como pollo, cochino, verduras y hortalizas comenzaron a aumentar con la nueva subida del dólar en el mercado paralelo, que en dos días se alzó más mil bolívares.


Los precios de algunos alimentos en mercados municipales aumentaron más de 10% una vez que el precio promedio de la moneda estadounidense retomó la tendencia alcista en estos últimos días.

En un expendio en el mercado de Quinta Crespo, el kilo de pollo costaba este 18 de julio 2.200 bolívares más que el día anterior. De 14.400 subieron el precio a 16.600 bolívares, lo que significa un incremento de 15,2%.

“Todo aumentó porque subió el dólar. El proveedor nos llamó temprano para avisarnos que los pollos aumentaron, y ahorita otro nos acaba de decir que sus precios también subieron”, dijo el vendedor.

El kilo de muslo se incrementó 15%: pasó de 15.300 a 17.600 bolívares; y el de pechuga de 17.600 a 19.500 bolívares, un aumento de 10,7%.

“Ahora, cuando voy a comprar, descarto todo lo que antes era placer y solo me enfoco en lo que es prioridad, y a pesar de eso en mi hogar reducimos la cantidad de proteínas que consumíamos. Ya no comemos dos piezas de pollo sino una, y el bistec lo picamos por la mitad”, dijo Del Valle Ledezma, consumidora que reside en La Guaira, quien le preguntó al vendedor de pollo en cuánto recibía el dólar

Cada vez que va al mercado siente “pánico e incertidumbre”, sobre todo cuando la divisa sube. “Los precios de las hortalizas aumentaron. Vi el tomate en 18.000 bolívares cuando hace una semana me costó 8.000”, añadió la compradora

Según una comerciante en Quinta Crespo, “no hay tanto rollo” cuando la tasa en el mercado negro aumenta poco, pero sí cuando se dispara, como en estos días.

En efecto, el incremento del dólar paralelo se aceleró en los últimos días luego de experimentar un ritmo pausado durante la primera mitad del año. De hecho, en apenas dos días la divisa subió más de 1.000 bolívares, superando los 10.000 este 18 de julio.

Al respecto, el diputado Ángel Alvarado, economista y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, afirmó que la tasa cambiaria sube porque Venezuela continúa en una hiperinflación, por lo que inevitablemente los precios seguirán subiendo, incluido el del tipo de cambio que es uno más en la economía.

“Esperar que no suba el tipo de cambio es pensar que estamos fuera de la hiperinflación, y los fundamentos que nos trajeron a esta situación se mantienen”, añadió

Ventas por el suelo

A unos pocos metros de la venta de pollo se encuentran ubicados unos puestos de verduras y hortalizas. Una de las vendedoras se veía aburrida. Ni una persona se detenía en el expendio. La caída del poder adquisitivo de los consumidores ha golpeado tanto su negocio que las ventas cayeron 50% en los últimos dos meses. Ha perdido mercancía.

Los consumidores ya no compran por kilos sino por unidades. Se llevan un par de tomates o de cebollas. Tampoco piden un kilo de papas como antes, sino unas tres. “La mercancía se pudre porque nadie compra. La gente no tiene plata”, dijo la comerciante, quien solicitó el anonimato.

“¿En cuánto el pimentón?”, preguntó una mujer que pasó frente al expendio. Se fue luego de que la vendedora le respondió que valía 15.000 bolívares.

Aun así, se ve obligada a aumentar los precios porque la mercancía cada vez es más costosa. Un día antes subió el kilo de tomate de 10.000 a 12.000 bolívares, y el de cebolla de 8.000 a 12.000 bolívares.

“Ayer (17 de julio) la cebolla estaba más cara. La compré a 9.000 bolívares al mayor. Hace una semana costaba 7.000 bolívares”, dijo

El cochino al mayor también aumentó. Subió de 20.000 a 23.500 bolívares, de acuerdo con un trabajador, quien además indicó que dicho incremento incidió en los precios al consumidor. El kilo varió de 28.000 a 30.500 bolívares.

En ninguna parte de Quinta Crespo había carne de res. El empleado señaló que no tienen el alimento desde el sábado de la semana anterior. “Hemos trabajado con una regulada por el gobierno a 12.120 bolívares, pero no nos han vuelto a despachar”, dijo.

En otro puesto, el kilo de queso duro llanero costaba 16.600 bolívares. Aún no saben si aumentarán el precio. “Tenemos que esperar a ver qué nos dicen los proveedores. Si ellos aumentan, nosotros también tenemos que hacerlo”, indicó la encargada del negocio.

FUENTE: TAL CUAL.  18 de julio de 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here